miércoles, 12 de septiembre de 2012

La casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca

Sí, acurrucad@s, hoy me he levantado antojosamente teatrera y no he podido por más que recuperar de mi estantería este genial clásico, releerlo y traerlo para endulzaros vuestros paladares devoradores de libros.


Nunca me he pasado por aquí hablando de obras teatrales. Cierto es también que desde que blogueo leo novelas sin parar y había dejado un poco apartado este género que, casi olvido, tanto me gusta. Me apasionan los diálogos, los escenarios, las caracterizaciones... ¡me encanta!

La casa de Bernarda Alba fue escrita, posiblemente, en 1936, por uno de los mejores poetas, escritores y dramaturgos que ha generado este pais, Federico García Lorca.

Federico García Lorca es considerado como uno de los grandes poetas del siglo XX y uno de los autores teatrales de referencia en la literatura española. Miembro de la llamada Generación del 27, suyas son obras como el Romancero GitanoPoeta en Nueva YorkBodas de sangreYerma La casa de Bernarda Alba.

Nacido en una familia de clase alta, García Lorca inició estudios de derecho en Granada para instalarse más tarde en Madrid, en la conocida Residencia de Estudiantes de Madrid, donde creció su interés por la literatura.

Lorca comenzó a publicar en 1918 con Impresiones y paisajes, siguiendo con sus primeras obras teatrales. Su relación con Jorge Guillén, Dámaso Alonso, Buñuel Dalí es fundamental para el desarrollo de su obra. Poco antes de marchar a Nueva York publicóRomancero gitano, una de sus obras más conocidas.
(fuente Lecturalia)

SOBRE LA OBRA

La obra cuenta la vida de Bernarda Alba, que tras quedarse viuda por segunda vez a los 60 años, decide pasar el duelo encerrada en casa durante ocho años con sus cinco hijas: Adela, Magdalena, Martirio, Amelia y Angustias, esta última fruto de su primer matrimonio, a las que no permitirá abandonar la casa bajo ningún concepto y someterá constantemente a sus improperios, insultos y maltratos.
La narración se sitúa en lo más hondo de la España profunda, donde las mujeres no tenían voz ni voto hasta ser casadas y vivían acobardadas amparándose únicamente en la iglesia o es su propia rebeldía.


Como ya he comentado, no es la primera vez que leo esta obra. La primera fue en el colegio, como supongo que todos vosotros, pues era una lectura obligada en EGB (gracias a dios). Después he vuelto a leerla en una ocasión, pero ni tenía blog, ni internet ni teléfono móvil, y ahora, con esto de la mudanza, la he rescatado de la estantería y, desempolvándola muy bien, (página por página) le he saboreado en media tarde.¡ Qué merienda más rica!

No puedo dejar de sorprenderme con la maldad de Bernarda, bajo mi opinión, provocada por la amargura de quedarse sola, sin hombre que la proteja y también producida un poco por la envidia que tiene a sus hijas y el miedo de quedarse sola y volverse loca como su madre.

De hecho, hace unos días (creo que el domingo pasado) repusieron esta obra en TVE1,con una jovencísima Ana Belén interpretando el papel de Adela y una, menos jovencísima pero también muy joven Paquita Rico en el papel de La Poncia. Ví sólo un trocito, pues mi acompañante no estaba por la labor de tragarse ese "ladrillo" según él, pero decidí rescatar la obra en cuanto tuviera un ratito y disfrutarla yo solita, regocijándome en mi gozo.

¡Ay, Pepe el Romano, la que has liado entre tanta jovencita casadera! ¡Ay si Bernarda tuviera más puntería, dónde estarías! ¡Mira lo que has hecho con Adela, que te amo hasta el delirio y no le importo imaginarse toda una vida siendo la otra con tal de poseer tu cuerpo cuando a ti te apeteciera! ¡y qué me dices de Martirio, capaz de arrancarse el corazón con sus propias uñas para entregártelo envuelto en el pañuelo en el que debiera estar llorándole a su padre! ¿Qué ibas a hacer con Angustias? ¿Hasta donde hubieras pensado llegar con ella? ¡pero si hasta antes de casarse ya era infeliz solo pensándose a tu lado!
Ahora, en este siglo en el que estamos y con el carácter que tenemos te querría ver yo aquí, Pepe el Romano, que ibas a salir más escaldao que el gato del refrán.

BREVE CONCLUSIÓN
Es una lectura OBLIGATORIA, tanto para los amantes del teatro como para los que no lo son. Una historia de época, pero real como la vida misma, que nos habla de amor y odio en la misma página sin que apenas nos demos cuenta. Una obra maestra.
Muchos dicen que es una obra simple, que se nos podría haber ocurrido a cualquiera, y en ese sentido quizá tengan razón, pero él llego primero y lo hizo como solo él sabía hacer.

Y para los rezagados que todavía no conozcan esta obra, ¿a qué esperáis? yo no voy a contaros nada más...

51 comentarios:

  1. Lo leí hace muchos años en el colegio. Y guardo muy buenos recuerdos. Y como dices...yo también llevo muucho sin leer nada de teatro. A ver si desempolvo un poco esos libros jeje
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que ahora sólo me apetece desempolvar teatro. Algo tiene el teatro clásico que engancha!

      Eliminar
  2. Me lo leí en la Universidad e hice un trabajo "La frustración de la mujer en Yerma y La casa de Bernarda Alba de Federico García Lorca". Casi nada.

    Me gustó aunque en algunas veces me resultaba opresivo y deprimente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opresivo, sin duda, deprimente, depende de el personaje con el que empatizaras, no? Aunque en una visión global muy alegre no es, no, jejeje

      Eliminar
  3. A mi no me tocó leerlo en el instituto más que algunos fragmentos sueltos, y reconozco que no me atrajo en absoluto: me parecía una obra pesada. Siempre he tenido prejuicios con Lorca, pero estoy descubriendo su poesía, así que quizás sea hora de darle una oportunidad a sus obras de teatro. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues bajo mi punto de vista, y como conocedora de la poesía de Lorca (y sin desprestigiarla, por supuesto), considero que es muchísimo mejor su prosa. Además, a mi no me resulta una obra pesada, los diálogos la agilizan un montón, y además es muy cortita! Anímate!

      Eliminar
  4. Habrá que leerla, sí. Hace tiempo que quiero darle una oportunidad y nunca encuentro el momento.

    Un saludito.

    ResponderEliminar
  5. Qué de recuerdos me trae esta obra, que además de haberla leído varias veces también la representé en EGB para sacar pasta para el viaje de fin de curso... ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espe, me muero de ganas por saber qué papel representaste en esa obra!!

      Eliminar
  6. Aunque a mí poco me queda para irme a dormir, me ha encantado la dulzura y la alegría contagiosa de ese primero párrafo. Me has robado una sonrisa. Upps! Y, bueno, de García Lorca decirte que conozco sólo algunos poemas. Mis lecturas obligadas han sido bien distintas. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no te veo yo a ti un perfil muy lorquiano jeje pero me alegra haberte arrancado una sonrisa!

      Eliminar
  7. Una denuncia desgarradora de la opresión que sufrían las mujeres en los años tristes de la triste España. Simbolismo y realismo en una mezcla tan mágica como estremecedora. IMPRESCINDIBLE. Un besito, Lupa y gracias por recordarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte y por hacer una descripción tan acertada de la obra.

      Eliminar
  8. La verdad es que quitando Hamlet no he leído casi nada de teatro. He visto la peli de "la casa de..." y me gusta. Como dices es bueno recuperar buenas obras clásicas. Te felicito.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ves? Yo Hamlet no la he leído. Gracias por la idea.

      Eliminar
  9. y QUE PLACER.., verlo representado.... arriba el telón!

    ResponderEliminar
  10. Recuerdo que nos la mandaron leer en el instituto, en primero de bachiller si no recuerdo mal. Me gusto tanto, que desde esa vez la abré releido al menos 5 veces, y aún me sigue atrapando.

    Un besito y genial reseña guapi!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A que sí!!! Además se lee tan rápido...

      Eliminar
  11. Una obra maravillosa! Como ya ha dicho Koncha, una denuncia brutal de la opresión que sufría la mujer en esos años, una temática que a Lorca le gustaba mucho. A mí es que me encanta el Lorca dramaturgo, mucho más que el poeta. Una entrada fantástica!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Ahora mismo acabo de opinar lo mismo que tu respondiendo al comentario de Tizire. Jeje nada más que decir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario es la respuesta a Margari.

      Eliminar
  13. También fue una de mis lecturas obligadas en la ESO, y me encantó en su día, guardo un buenísimo recuerdo. Especialmente esa crueldad de Bernarda. Yo también creo que muy motivada por el miedo a la soledad, y a la vulnerabilidad.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Yo no es que llegara a sentir lástima por Bernarda, pues es mala como la quina, pero si puedo justificar un poco su comportamiento por esas razones.
      Normal que te encantara.

      Eliminar
  14. La he leído un par de veces. Como tú, una vez en el colegio y la otra años después en una época en que me dió por García Lorca. Aunque me pareció una obra magnífica y de este autor lo mínimo que se puede decir es que aparte de bueno es elegante, recuerdo que la novela me cortó totalmente el cuerpo y que me sentí como si fuera una de las hijas de esta terrible señora.
    En cualquier caso una obra que como tu bien dices hay que leer.
    un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empatizar demasiado con esas muchachas es agobiante. Es una obra que debemos leer con cierta distancia. Totalmente de acuerdo

      Eliminar
  15. No soy mucho de teatro leído, pero sí que la leí hace tiempo y he visto la película. Me encantó, y animo como tú a conocer a Federico. También he leído Yerma, y me gustó bastante más que esta que nos traes hoy,
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yerma es una obra que también quiero traer a este rinconcito. Conocer a Federico se torna un poco obligatorio, verdad?

      Eliminar
  16. No suelo leer teatro, creo que desde que dejé el colegio o instituto no he vuelto a leer nada y este libro lo conozco de los estudios, pero creo que no lo tuvimos como lectura obligatoria
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, sé que tu eres más novelera que teatrera jejej pero sabiendo la pasión que empleas en tus lecturas, te recomendaría que te animaras con el teatro.

      Eliminar
  17. Si no recuerdo mal, también fue lectura obligatoria durante mi época de instituto. No guardo muy buenos recuerdos de la profesora que tuve en literatura, así que no me vendría mal reconciliarme con algunas de las obras con las que consiguió hacernos la vida imposible. Esta fue una de ellas. La culpa nunca es de uno solo, y yo era muy de ciencias, así que tampoco ponía mucho de mi parte, pero vaya bicho!!..jajaja
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malditos profesores!!! Qué nos hacer aborrecer cosas deliciosas... Sí, reconciliate, por favor...

      Eliminar
  18. A mí no me obligaron a leer esta, sino "Yerma", me gustó muchísimo pero ahí me quedé. Nunca he sido de leer teatro, y supongo que tengo que retomarlo. Apuntada queda, que estas obras se leen en un suspiro.

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es, con lo rápido que se leen tendríamos que hacerles algo más de caso.

      Eliminar
  19. Hola! Primera vez en tu blog.
    Yo me considero una lorquiana de corazón y fue en parte gracias a esta obra... uno de los primeros textos de mi querido Lorca.
    Ahora que lo pienso no he escrito nada sobre él en mi blog... gracias x recordarmelo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si escribes algo sobre él, estaré atenta para leerlo. Abrazos! y gracias por pasarte!!!

      Eliminar
  20. Me gustó esta obra de teatro, y eso que no suelo leer teatro. A lo largo de mi vida habré leído como mucho 5títulos de este género. Pero esta en concreto sí me gustó, y sinceramente creo que las posteriores adaptaciones televisivas o cinematográficas no le han hecho justicia.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La adaptación televisiva de la que hablo en esta entrada no la vi, no te puedo decir. Pero suele pasar que la obra siempre supera a cualquiera que sean sus adaptaciones. Esta obra en concreto es, a mi parecer, maravillosa.

      Eliminar
  21. Me encanta La casa de Bernarda Alba. Recuerdo que en el instituto fui Bernarda en na obra... jajaja
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios! te tocó hacer de la mala malísima!

      Eliminar
  22. Estoy de acuerdo contigo en todo Lupa, una lectura imprescindible. Besos

    ResponderEliminar
  23. Una obra imperecedera, de las que dejan huella en la conciencia y hasta en el alma. Muy buena elección, Lupa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo. Tengo unas cuantas más en el tintero. Poco a poco jeje

      Eliminar
  24. Pues sí: toda una obra maestra que nadie debería perderse.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  25. He de reconocer que, pese a que leo mucha más novela, el teatro es un género que me atrae de forma especial y que guardo para momentos en los que me apetece algo más "especial", de hecho, una de mis obras preferidas es "Las bicicletas son para el verano".
    La casa de Bernarda Alba es una de esas obras que consiguen hacerte parte de la familia de los Alba; te oprime, te envuelve, te agobia.
    Espías con ellas por las rejas, deseas fugarte tú también. Sin duda una de las grandes obras del s.XX.
    Si te ha gustado la temática, hay una obra llamada El adefesio, de Alberti, muy parecida.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  26. Me ha encantado ver una joya como esta, enhorabuena por la entrada. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro para ti, guapa, me alegro que te guste.

      Eliminar

Gracias por tus comentarios y opiniones, para todos tendré respuesta.