domingo, 30 de septiembre de 2012

Me quedo con la cabra, de Félix Rueda

¿Cómo llevamos el fresquito, acurrucad@s?

Hoy vengo a hablaros de un libro que me atrajo desde el momento en el que leí su título entre las novedades de ediciones Atlantis. Se trata de "me quedo con la cabra" de Félix Rueda.


SINOPSIS

  
Las relaciones de pareja no son fáciles. Martí sabe de ello, después de que su gran amor se fuera con su mejor amigo. Tampoco su matrimonio tuvo éxito. ¿Por qué no abandonar esa vida que para él es un fiasco?

Crónica amable del fracaso de una generación que pretendía cambiar el mundo y sin embargo, como siempre ocurre, fue el mundo quien los cambió a ellos. A través de un personaje que vive su propio exilio interior, transitaremos por la vida reciente de nuestro país, desde la postguerra, hasta finales del siglo XX.
En su Masía catalana del Empordà, con su cabra “Gilda”, Martí intenta romper con su pasado, hasta que un amigo aparece de improviso, Roberto, que le hará recordar su historia, e intentará que regrese a la ciudad que abandonó en pleno éxito profesional y social.
Martí encarna el fracaso de una generación romántica, que no supo cambiar la historia. Él, que pretendía remover los cimientos de la sociedad, sólo consiguió una buena posición social, pero no supo retener a su gran amor, ni vivir en un mundo de relaciones sociales de conveniencia. Ahora busca la paz en un medio rural, más cercano a la tierra y a lo natural.
La novela, pasa de la tristeza a la comicidad y del amor perdido a las aventuras vividas, sin solución de continuidad. Además, se intercalan una serie de cuentos, sobre las relaciones de una pareja, en una referencia a la revolución en las costumbres sexuales que se vivió en la época de la transición.

                                                   SOBRE EL AUTOR

 Fèlix Rueda es doctor en biología y ha dedicado buena parte de su vida a la investigación biomédica. En la actualidad trabaja como profesor e investigador en la Universidad de Barcelona. La literatura ha sido, desde su juventud, su otra gran pasión y a la vez, el contrapunto a su vida como científico. Una forma íntima de proyectar su carácter poliédrico e imaginativo mediante la narración de historias rigurosas y amenas, que conducen al lector a adentrarse en su particular mundo, con el que en muchas ocasiones se sentirán identificados.

En 2005 publicó en lengua catalana, Què es pot fer amb la llengua? (¿Qué se puede hacer con la lengua?), un libro de corte humorístico, de contenido inclasificable, sobre la ambigüedad en el lenguaje

MI COMENTARIO PERSONAL

Tengo que reconocer que he salido gratamente sorprendida de esta lectura. En primer lugar porque me ha resultado treméndamente fácil empatizar con el protagonista, Martí, al que la necesidad de dejar atrás los fantasmas del pasado, todos ellos materializados en mujeres con las que no ha sabido ser feliz o a las que no ha sabido hacerlas sentir felices, y la sensación de derrota que le invade al no ver sus objetivos morales cumplidos, decide exiliarse al campo donde empezará una nueva vida rodeado de animales, bosques y soledad. Y en segundo lugar porque me ha encantado la manera en la que está relatada la historia, descrita en constantes flashbacks que en ningún momento alteran el ritmo de la narración ni confunden al lector con el cambio de épocas. 
Por otro lado está el tema de mi ya conocida obsesión por los diálogos. En esta ocasión, el escritor no sólo no me ha defraudado sino que además me ha hecho disfrutar de momentos de lectura realmente deliciosos. Las conversaciones que Martí mantiene con su amigo Roberto son, aunque a veces monotemáticas (algo hecho por el autor totalmente a drede), de las que te hacen pensar, diría que humanísticas. Son conversaciones de aquellas que solemos tener con nosotros mismos por resultar íntimas o, simplemente, por no tener un interlocutor con quien poder mantenerlas de forma cómoda. Tengo que decir en este sentido que no podéis dejar de leer la conversación que ambos hombres mantienen con la marquesa Anna Rocabruna. Esta narrada en un tono de humor tan casero que no podréis reprimir alguna sonrisa.

Copio y pego un fragmento de la sinopsis para explicaros algo: 

"La novela, pasa de la tristeza a la comicidad y del amor perdido a las aventuras vividas, sin solución de continuidad. Además, se intercalan una serie de cuentos, sobre las relaciones de una pareja, en una referencia a la revolución en las costumbres sexuales que se vivió en la época de la transición".

En primer lugar tengo que decir que más que cuentos sobre las relaciones de una pareja, se trata de relatos eróticos muy explícitos. ¡ojo! no es una crítica pues es algo que a mi ni me ha molestado ni me ha incomodado en ningún momento, a pesar de no entender muy bien el contexto de los mismos mientras los estaba leyendo pero, que una vez finalizada la lectura, he sabido encajar dentro del marco de la misma y he creído entender el por qué de la existencia de estos cuentos.

Una novela como la vida misma, con sus desamores y sus momentos de desubicación personal,. con ambiciones y fracasos, con amistad y traición y sobretodo, con la capacidad del ser humano para perdonar sin olvidar y no por ello tramar una venganza.

CONCLUSIÓN FINAL

Últimamente estoy contentísima con todos los libros que estoy leyendo. Los escritores noveles o "menos conocidos" me están dando unas satisfacciones que ciertos premios planeta o escritores de renombre todavía no han conseguido. Esta novela es una de esas satisfacciones, es obvio, pues en apenas 200 páginas ha conseguido entretenerme, engancharme y hacerme reflexionar.
Es una lectura muy liviana, con un lenguaje fácil y cómodo. Insisto en que los relatos que antes os he comentado tienen un vocabulario muy explícito, se podría decir que soez, pero a mi no me ha sobrado. Los diálogos son de calidad y las ambientaciones también.
Recomiendo esta lectura a todos los que disfruten con las relaciones personales y sean propensos a empatizar con los personajes de las novelas realistas. A mi me ha dejado un muy buen sabor de boca a pesar de no estar dotada de suspense e intriga, que es lo que últimamente ando buscando. Vamos, que me ha dado una pequeña lección empujándome a abrir nuevos horizontes para mis futuras lecturas. 
La recomiendo y por ello le doy cuatro lobitos.






29 comentarios:

  1. La verdad es que tiene muy buena pinta, así que voy a apuntármelo. A este paso creo que me voy a tener que comprar una libreta solo para apuntar todas vuestras recomendaciones...
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos toda una vida para leer!!! Paciencia... Jisjis

      Eliminar
  2. Qué envidia. No he tenido la oportunidad de leer nada de un novel. Aunque me han llegado propuestas a través de correo, sólo me daban la opción del libro electrónico, y de momento huyo como de la peste de ese tipo de aparatos. Creo que la lectura que nos traes hoy me gustaría a mi tb.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una buena propuesta para que te inicies, está en papel y es muy bueno.

      Eliminar
  3. Me ha encantado la expresión: "momentos de desubicación personal". Parece que la novela merece realmente una oportunidad. Además el género/ carácter realista es lo que más me atrae en una lectura. ¡Muchas gracias por descubrírmela! Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realista a más no poder. Muy muy humanista.

      Eliminar
  4. Me has dejado con ganitas de leer esta novela, que tiene pinta de que puede gustarme mucho. Así que más que apuntada.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás... Si, si... Te va a gustar...

      Eliminar
  5. Parece muy interesante la lectura que nos propones hoy. Me gusta el ambiente rural y las reflexiones que suscita. La tendré en cuenta porque se nota que la has disfrutado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Últimamente estoy teniendo mucha suerte con las lecturas que estoy eligiendo, es para estar contenta jeje

      Eliminar
  6. No conocía esta novela pero has despertado mi interés...

    ResponderEliminar
  7. Lupa, yo es que a los premios Planeta hace tiempo que les hice la cruz. La verdad es que el título es curioso, aunque eso de las conversaciones me da un poquito de miedo. Soy muy quisquillosa con los diálogos, creo que la mayoría de los autores naufragan con ellos, pero si dices que están bien y que te han convencido, me lo pensaré. Me la apunto.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ok, si algún día llegas a leerla, me cuentas. ;)

      Eliminar
  8. No lo conocía, pero pinta muy bien. Lo buscaré.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Tiene buena pinta, pero hace tiempo que huyo un poco de las historias que parten de fracasos sentimentales y otras penas parecidas. Otra vez será.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No cuenta ninguna pena amorosa, sólo se ven esos fantasmas. Pero no es nada triste.

      Eliminar
  10. Vaya, pues no lo conocía ni me lalmaba la atención, y fíjate qué buena pinta tiene :-) Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una buena lectura, Meg. Creo que te gustaría

      Eliminar
  11. Me parece muy interesante la propuesta que nos traes hoy. Reconozco que no me sonaba de nada...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya te acordarás de mi cuando te lo encuentres jeje

      Eliminar
  12. Tiene una pinta estupenda y me gusta cuando nos traes autores desconocidos. Me gusta descubrir o que me descubran nuevas plumas.
    Gracias
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues últimamente te vas a cansar de que te traiga autores desconocidos, porque me están sorprendiendo y mucho.

      Eliminar
  13. La verdad es que estás de lo más entusiasta, lo cual me genera problema con mi lista de pendietes, jeje. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranqui...que algun día acabaremos con esa larga lista. Muuak

      Eliminar
  14. Me llama mucho el personaje principal de esta historia, así a primera vista. Ese fracaso que le impulsa a abandonar su vida y reconciliarse un poco con lo más atávico y más humano, en plena naturaleza.

    No conocía ni autor ni novela, así que infinitas gracias por habérmela descubierto, Lupa :)

    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rober, me encantaría que tuvieras el, gusto de leerla. Sé que la saborearías muchísimo.
      Besos
      Lupa

      Eliminar

Gracias por tus comentarios y opiniones, para todos tendré respuesta.